Seleccionar página

El objetivo principal del Gobierno del Presidente Nayib Bukele ante la persistente amenaza del COVID-19, es salvaguardar la vida de la mayoría de los salvadoreños. Ese objetivo se ha cumplido y las acciones del manejo de la pandemia no se detienen, por ello El Salvador mantiene la menor cifra de contagios y fallecidos de la región.

La estrategia sanitaria del manejo antes y durante la pandemia ha sido de las mejores del mundo, reconocida por organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Después de siete meses de iniciado el Plan Nacional de Vacunación contra el virus, El Salvador ha logrado posicionarse como el mejor país de Centroamérica, cuarto en América Latina y está entre los mejores 50 del mundo con más de 7 millones de dosis aplicadas.

Cada día los equipos del Gobierno, integrados por personal de los diferentes ministerios e instituciones autónomas, libran una batalla contra el COVID-19 para salvar vidas.

Desde el 18 de marzo del año pasado que fue detectado el primero de los casos confirmados de la enfermedad dentro del país, a esta fecha, han sido registrados 99,701 personas contagiadas, pero lo realmente importante es que se han recuperado 83,342.

Solo del Hospital El Salvador, el centro asistencial más grande y moderno para la atención de pacientes COVID-19 en Latinoamérica, se le ha dado el alta médica a más de 8,000 pacientes curados.

Esas cifras significan personas que han vuelto a reunirse con su familia, luego de pasar por uno de los episodios más difíciles. Cada vez que un paciente logra superar el virus, se vuelve un aliciente para los equipos y es la fuerza que les inspira a seguir adelante en la lucha antipandémica.

Por primera vez en la historia reciente del país, El Salvador destaca en el mundo por un tema positivo y es tomado como ejemplo a seguir por el buen manejo que se le ha dado a la peor pandemia desatada en cien años y que ha causado grandes estragos, incluso en países con vastos recursos.