Seleccionar página

La vacunación contra COVID-19 para niños de 6 a 11 años cuenta con una base científica sólida a nivel internacional, además de que ha dado resultados efectivos en la protección de este grupo etario. Así, El Salvador ha pasado a ser de los primeros países del mundo en autorizar la aplicación del fármaco en el referido grupo.

Con la decisión de extender el Plan de Vacunación Nacional en los menores, el país se ubica a la par de otros que lo han implementado como la República Popular China, Chile, Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

El ministro de Salud, Francisco Alabí, aseguró que la vacuna es segura para los niños, además de ser efectiva contra el virus.

El funcionario explicó que luego del análisis que se hizo de todos los estudios científicos internacionales, aplicados a las características propias de esta región, se concluyó que el fármaco es apto para los menores y que el nivel de protección contra el virus es alto.

En el país se espera vacunar a unos 600,000 menores en el rango de edad mencionado, con lo cual se incrementa el grupo meta a ser vacunado.

Con la ampliación de los grupos etarios la población meta ronda los 6 millones de personas que serían vacunadas con las dos dosis de la vacuna.

Es decir que se requiere un promedio de 12 millones de dosis de vacunas para alcanzar el 100 % de la población objetivo. El Salvador ha recibido a esta fecha 11,700,530 dosis de vacunas, por lo que el ritmo de adquisición del fármaco es positivo.

Es muy importante que los padres de familia o tutores de los menores agenden una cita para llevar a los centros de vacunación a los niños, quienes están en una situación de vulnerabilidad porque el virus se mantiene en circulación en todo el territorio y, sobre todo, porque las mutaciones Alfa, Beta y Gamma son en parte las causantes de un leve incremento en los casos de contagio.