Seleccionar página

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele, a través del Viceministerio de Transporte (VMT) instó a los concesionarios y prestatarios a mantener en buen estado las unidades del transporte colectivo, a fin de garantizar la seguridad de los usuarios.

Un ejemplo son las sanciones contra los conductores de buses y microbuses, por dar un servicio deficiente y que incumple la ley y el reglamento general de tránsito, algo que podría conllevar sanciones e incluso el retiro de la compensación económica.

Las autoridades del VMT, en coordinación con la División de Tránsito de la PNC, realizan controles permanentes al transporte colectivo en distintas calles y terminales del país, para verificar los protocolos de bioseguridad en las unidades, así como el cumplimiento de la normativa de tránsito.

Por ejemplo, esta mañana se sancionó a una unidad de la ruta 101 por transitar con las llantas lisas, algo que refleja como los propietarios no les dan mantenimiento oportuno a las unidades, a pesar de que reciben $200 mensuales por microbús y $400 por autobús.

Durante el fin de semana también se informó que un autobús de la ruta 306, que hace unos días perdió el eje trasero sobre el bulevar del Ejército poniendo en riesgo a los demás conductores, fue sancionado por llevar las llantas lisas e incrementar el pasaje sin autorización.

El tema del transporte público de pasajeros es uno de los problemas que está resolviendo la administración del Presidente Bukele, ya que en el pasado los diputados respondían a intereses de empresarios de este sector, dejando de lado las necesidades de los salvadoreños.

Hoy, a través de diversas acciones, las autoridades del Gobierno junto a la Asamblea Legislativa buscan que la población reciba un servicio eficiente y de calidad.

Aunque el parque vehicular de transporte público no ha crecido en estos años, tampoco se ha modernizado y nunca hubo interés en el pasado de apostar por suprimir el clientelismo político.

Según datos del VMT, hay actualmente unas 10,200 unidades. De estas, cada año deberían de dejar de circular 400 unidades que ya cumplieron con la edad permitida.

Desde el Gobierno del Presidente Bukele se ha hecho una propuesta de reformas a la Ley de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial, que incluye cambiar la edad de circulación de los autobuses a 15 años y garantizar mejoras en el servicio.

Además, se está trabajando en un estudio para determinar una solución viable para mejorar el actual sistema de transporte público de pasajeros en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).