Seleccionar página

El Juzgado Tercero de Paz de San Salvador decretó esta tarde que el exalcalde arenero Ernesto Muyshondt García Prieto quede en detención provisional por apropiación indebida de retenciones o percepciones tributarias e incumplimiento de deberes.

La Fiscalía General de la República (FGR) logró demostrar que Muyshondt y el extesorero de la alcaldía de San Salvador, Fernando Portillo Linares, defraudaron a la Hacienda Pública por más de medio millón de dólares.

A partir de los elementos indiciarios presentados por la Fiscalía, el juez resolvió pasar a Muyshondt a la etapa de instrucción, guardando prisión.

Para Francisco Rivera Chacón el juez determinó medidas sustitutivas a la detención, como presentarse al juzgado cada 15 días, no salir del país y pagar una fianza de 5 mil dólares.

La FGR giró la orden de detención por el tercer caso luego que un juez lo dejara en libertad por el otro proceso de retenciones a los trabajadores en su misma empresa Agropecuaria Monte Grande S.A. de C.V. Por este, Muyshondt pagó más de 50 mil dólares.

La Fiscalía lo señaló en este tercer proceso por retención en contra de empleados municipales a quienes se les adeudan pagos de Seguro Social, préstamos, Renta, AFP entre otros.

Según los trabajadores municipales, a través de sus planillas, el exedil autorizaba el descuento de las retenciones, sin embargo, la administración de la Alcaldía de San Salvador no distribuyó ese dinero a las instituciones financieras.